Artes Escénicas de Corea
Enciclopedia Web
Derechos Reservados © Mauricio Martínez R.

Este es un proyecto académico que pretende proporcionar información sobre la historia, características y situación actual de las artes escénicas de Corea tanto tradicionales como contemporáneas. El sitio está en construcción y en continuo desarrollo.

Patrimonio
Autor
Autor
Inicio
Música
Danza
Teatro
Enlaces

Patrimonio

Políticas de Protección Cultural en Corea: Patrimonio Cultural Intangible y Personajes "Tesoro Nacional"

Por YANG Jongsung

 

 

Capítulo 5: Folclor y Nacionalismo: el Folclor y la Identidad Nacional

 

2. El Folclor como Promoción del Turismo y de la Comercialización

 

   El público internacional es el principal objetivo de la promoción del turismo y la cultura. Cada año la Corporación Nacional de Turismo de Corea publica un folleto con textos en coreano e inglés tanto para viajeros coreanos que van al exterior como para visitantes extranjeros que vienen a Corea. Este no es un folleto de instrucciones básicas sobre la cultura coreana, sino que es una propaganda de Corea, especialmente sobre la cultura nacional tradicional. Un ejemplo es el folleto de 1991 llamado Han-guginui Chammoseup (Tu Verdadera Corea), en el cuál el patrimonio cultural intangible de Corea se promociona como "fascinante".

 

   Los géneros folclóricos son promocionados para turismo y comercialización a través de exhibiciones internacionales. Durante la Expo Internacional de Daejeon en 1993, intérpretes nacionales designados se presentaron diariamente en diferentes escenarios simultáneamente. En los alrededores de la Expo, grupos de nong-ak (música de agricultores) se presentaron cada dos horas, al tiempo que uno de los escenarios al aire libre hacía un despliegue de todo tipo de géneros designados. Cerca de estos escenarios, las casetas y kioscos vendían artesanías tradicionales hechas por personajes tesoro nacional. Muchos de los visitantes, incluyendo a los extranjeros, estaban más interesados en hacer compras y en ver funciones tradicionales que en las exposiciones de tecnología. Esta fue la tendencia, de tal forma que parecía como si la producción de la Expo era más para presentar y promocionar las artes escénicas tradicionales de Corea que la exhibición de tecnología coreana.

 

   La promoción del patrimonio cultural para el turismo y la comercialización también se logra no solo a través de los medios de comunicación, sino también a través de los lugares turísticos. Un lugar popular para presentaciones en donde se hace énfasis en los intereses comerciales y turísticos es Minsokchon (Aldea Folclórica Coreana). Localizada cerca a Seúl, es una de las locaciones más activas para artes escénicas, y una de las que usa a las artes escénicas como atracción turística. Cada primavera y cada otoño y en más de dos ocasiones en cada estación, el grupo de Gangnyeong talchum es invitado a presentarse, especialmente cuando hay visitantes extranjeros. Los productores de la Aldea Folclórica Coreana hacen una breve introducción de las artes escénicas coreanas tanto en inglés como en japonés antes del inicio del show. Estos tipos de presentaciones como atracciones turísticas para público no coreano son aun más evidentes en lugares tales como hoteles internacionales y otras locaciones con conexiones con agencias de viajes coreanas.

 

   La política cultural de convertir a la tradición en un símbolo nacional ha dado como resultado la comercialización. A pesar de la popularidad de un género la comercialización de un patrimonio cultural luego de su designación con frecuencia toma la forma de mercancía. Máscaras, trajes, accesorios, muñecas y libros relacionados con el patrimonio cultural intangible están disponibles para el consumo en masa. Incluso formas religiosas designadas como cultura nacional, tale4s como rituales shamánicos, son presentadas en el Hotel Hyatt para visitantes extranjeros. Este es otro ejemplo de las artes que se popularizan y comercializan (Choi Chungmoo 1988:55).

 

   Aparte de las presentaciones en lugares comerciales relacionados con turismo de artes escénicas tradicionales designadas, están los intérpretes que se han hecho famosos y que toman roles diferentes a los de intérpretes tradicionales. Esto enfatiza aun más cómo las artes escénicas y sus intérpretes se han convertido en símbolos nacionales sin su propio valor intrínseco.

 

   En muchos casos, los portadores del patrimonio cultural intangible -incluyendo al portador del Gangnyeong talchum, seungmu y salpuri chum- cambian la tarifa cuando aparecen en funciones como invitados, especialmente en televisión. En estos casos, los géneros se convierten en una especie de mercancía. Sin duda las estaciones de televisión tienen una lista de tarifas de presentación en la cuál los in-ganmunhwajae y sus estudiantes reciben una cantidad diferente; la tarifa se paga colectivamente de acuerdo con una lista hecha por la compañía de televisión. Esta comercialización de los géneros culturales protegidos trae consigo un mayor desarrollo de la forma de arte como una forma sofisticada de una cultura elevada. En esencia, esto completa el desprendimiento de las artes escénicas tradicionales de su contexto y audiencia comunal original.