Artes Escénicas de Corea
Enciclopedia Web
Derechos Reservados © Mauricio Martínez R.

Este es un proyecto académico que pretende proporcionar información sobre la historia, características y situación actual de las artes escénicas de Corea tanto tradicionales como contemporáneas. El sitio está en construcción y en continuo desarrollo.

Patrimonio
Autor
Autor
Inicio
Música
Danza
Teatro
Enlaces

Patrimonio

Políticas de Protección Cultural en Corea: Patrimonio Cultural Intangible y Personajes "Tesoro Nacional"

Por YANG Jongsung

 

 

3. Introducción (III)

 

   Este crear y recrear la tradición para compradores y público modernos ha sido controlado no solamente por los que elaboran las políticas, sino también por los hombres de negocios de la cultura y por los corredores de bolsa culturales. Hoy en día en muchos países (no solo países desarrollados) tanto el arte de imitación como el "arte de creación" se han convertido en arte tradicional, y todos están en la mira del mercado comercial. Un ejemplo de esto puede verse en Turquía donde el mercado del arte moderno en Erzurum depende no solo de las artes tradicionales sino también de artes creadas recientemente que pasan por formas de arte tradicional (Glassie 1993). Sin embargo, en este caso estas actividades funcionan como parte del proceso comunicativo del folclor al crear la tradición y la consolidación y al desarrollar la calidad y la técnica de las artes (Glassie 1993: 303-318).

 

   Pero el crear y recrear y la creación o recreación de la cultura tradicional o nacional para uso político (Herzfeld 1982; Lofgren 1989; Wilson 1975) o para el turismo, ha tomado lugar entre culturas desde el siglo XIX (Lofgren 1989) en muchos campos de la sociedad. Lo que enfatiza este estudio es cómo este formar y reformar, y crear y recrear de la cultura tradicional afecta a los intérpretes y a las propias formas de arte. Esto crea una tensión entre los que elaboran las leyes, los folcloristas, los corredores de bolsa de la cultura, los hombres de negocios y los productores culturales, quien trabajan por controlar las presentaciones folclóricas.

 

   La institucionalización del folclor y la recreación de la tradición se hacen bajo la apariencia de preservación, conservación o protección. Con el fin de institucionalizar el folclor y por tanto de recrear la tradición, es necesario para el folclor y sus intérpretes estar contenidos dentro de categorías particulares. La preservación, conservación o protección del folclor pueden tener como objetivo la promoción de las artes (Loomis 1983), con el fin de educar y entretener al público moderno, y para hacerlos pensar a cerca de su pasado y "traer a la memoria lo olvidado" (Feintuch 1988: 2). Los folcloristas e investigadores han sido muy activos en la investigación de géneros folclóricos no solo con el fin de educar, recordar o entretener, sino también con el propósito de promover movimientos culturales, movimientos de independencia nacionales y movimientos de preservación cultural. Estas personas utilizan y seleccionan al folclor de acuerdo con agendas individuales. Como lo afirma Morton (1987: 146), la necesidad de preservar la cultura en la sociedad moderna requiere que "tomemos algo de lo ha sobrevivido del pasado para el presente y que lo preservemos para el futuro, pero no todo".

 

   Los folcloristas e investigadores generalmente trabajan para agencias del gobierno. A menos que reciban fondos que les permita cierta independencia en sus investigaciones, trabajan dentro de los límites de las políticas creadas por otros. Los que crean las políticas tienen el poder de usar los géneros folclóricos con propósitos políticos y controlan o limitan a los investigadores que trabajan para ellos. Con el fin de que el poder sea ejercido de esta forma, debe existir una política cultural y una agenda política. Por tanto los que hacen las políticas formulan las directrices en las cuales se recolecta, investiga, protege y conserva el folclor, y eventualmente influyen en él, lo transforman y manipulan. El folclor es con frecuencia representado en la sociedad moderna a través de las políticas culturales de conservación, preservación y protección. La culturas presentadas o representadas en exposiciones y eventos culturales son representativas de una fuerte tradición. Estas culturas tradicionales son por tanto presentadas una y otra vez al público con base en una política de conservación cultural. Como dijo Loomis (1983: iv):

 

   "la conservación cultural es un concepto empleado en la organización de la divulgación de esfuerzos privados y públicos que tiene que ver con la vida cultural de la comunidad tradicional...

 

   en su aplicación, conservación cultural se refiere a una aproximación sistemática y coordinada de la protección del patrimonio cultural".

 

   Como ya se dijo, el tener en cuenta a la cultura tradicional para su preservación, conservación y protección se ha convertido en una preocupación fundamental en cuanto a los cambios que ha tenido debido a la modernización (Singer 1972; Yamamoto 1978). Cuando se ve separado de propósitos políticos específicos, la preservación, conservación y protección dan como resultado la presentación y representación culturales en programas públicos. Con frecuencia se busca exponer diferentes tipos de patrimonio cultural y se trata de proporcionar una continuidad y una motivación culturales (Feintuch 1988: 1).

 

   La aplicación de políticas culturales en Corea se ha hecho mucho más extensa hacia finales de los 80 y en los 90. La expansión de la política cultural es directa y muy evidente. Por ejemplo, cada mes de cada año hay un mes designado a un famoso pintor, poeta, músico o novelista. A cada año se le asigna un género artístico. Por ejemplo, 1989 fue el "año del teatro y el cine" o 1990 fue el "año de la danza". Sin embargo el cambiante ambiente cultural todavía no ha producido cambios en las mismas políticas de preservación cultural.