Artes Escénicas de Corea
Enciclopedia Web
Derechos Reservados © Mauricio Martínez R.

Este es un proyecto académico que pretende proporcionar información sobre la historia, características y situación actual de las artes escénicas de Corea tanto tradicionales como contemporáneas. El sitio está en construcción y en continuo desarrollo.

Patrimonio
Autor
Autor
Inicio
Música
Danza
Teatro
Enlaces

Música

La Música Ritual Shamánica en Corea

por Lee Yong-shik

 

 

Capítulo 3. Instrumentos e Intérpretes Rituales

 

3.4. Acompañantes Rituales: los Músicos

 

   La mayoría de músicos en el shamanismo de Hwanghae son mujeres mayores. Por ejemplo, cuatro intérpretes de janggu en la Sociedad para la Preservación del Shamanismo Provincial de Hwanghae tiene más de sesenta años (ver Apéndice 2). Una de las acompañantes más competentes del shamanismo de Hwanghae, Choe Eum-jeon, la segunda portadora del Patrimonio Cultural Intangible no. 82b, es una mujer de 87 años quien participa activamente en las representaciones. Los músicos son generalmente fieles creyentes del shamanismo, y a través de su estrecha relación con el shamán se convierten con el tiempo en acompañantes.

 

   El intérprete de janggu que acompaña el ritual de Maemuri Mansin es la Tía Nanani (su verdadero nombre es Cha Yeong-nyeo). Nació en Muso-ri, Ongjin-gun, un pequeño pueblo en la provincia de Hwanghae, en 1936. Conoció a Maemuri Mansin cuando vivía en la isla de Deokjeok y se convirtió en una de sus dan-gol (clientes). Luego de asistir a numerosos rituales llegó a entender la música y ha acompañado a Maemuri Mansin por más de treinta años.

 

   La Tía Nanani es un músico tan competente que es portadora del Patrimonio Cultural Intangible de la ciudad de Incheon por las canciones folclóricas de la costa occidental. Una de sus canciones favoritas es Nanani taryeong (canción de nanani), una canción de entretenimiento de las pescadoras en la provincia de Hwanghae. El título de la canción fue adoptado como su apodo. Durante un descanso, la Tía Nanani canta su canción para los clientes, proporcionando así un aire fresco y suave a los rituales. Ella nunca tuvo profesor. A diferencia de un shamán que aprende sus canciones de su madre espiritual, un intérprete de janggu no tiene quien la guíe en el aprendizaje. Un músico aprende la música a través de una extensa observación. Ella dice:

 

   No tengo mucha práctica porque nadie me pidió que lo hiciera. Cuando comencé a tocar el janggu hace veinte años, yo a veces practicaba sola en casa. Pero no le dedicaba mucho tiempo; solo practicaba durante un gut.

 

   Otro músico que se une a los rituales de Maemuri Mansin es la Tía Hwasudong. Ella nació en Gaemu-ri, Ongjin-gun, un pequeño pueblo en la provincia de Hwanghae en 1931. Se conoció con Maemuri Mansin cuando vivía en la isla Deokjeok y luego se convirtió en una de sus dan-gol. Luego de la muerte de su esposo ella empezó a tocar el jing y a ayudar en las tareas rituales por más de veinte años. Debido a que el jing tan solo se centra el los acentos de un patrón rítmico, el intérprete de jing no necesita tener una destreza musical especial -aunque necesita conocer en gran medida el proceso ritual.

 

   Maemuri Mansin a veces invita a in intérprete de piri, el Abuelo Piri (su verdadero nombre es Choe Su-gyeong), a tocar en sus rituales. El Abuelo Piri nació en la ciudad de Asan, en la provincia de Chungcheong en 1930. Él empezó a tocar hojeok (aerófono cónico de doble caña) a los 15 años de edad. En su vecindario, un talentoso intérprete de hojeok (cuyo nombre es desconocido) tocaba el instrumento en los festivales de la comunidad y al Abuelo Piri le gustó tanto el sonido de este instrumento que le pidió al músico que le enseñara a tocarlo. En su juventud el Abuelo Piri llegó a ser el segundo intérprete de hojeok en los festivales. Esto lo condujo en su carrera como músico shamánico aunque no habían shamanes por posesión en su lugar natal. La mayoría de shamanes no eran capaces de presidir un seon gut (ritual a pie) a gran escala que incluía cantos y danzas, sino que podían tan solo oficiar un anjeun gut (ritual sentado) que implicaba la lectura de sutras sencillos.

 

   El Abuelo Piri aprendió a tocar el piri después de que se trasladó a Seúl. Tuvo la oportunidad de estudiar el instrumento con Choe Gyeong-min, el principal intérprete de piri de la danza teatro de máscaras Bongsan. Su maestro Choe llegó desde Bongsan, en la provincia de Hwanghae durante la Guerra de Corea. Choe era un intérprete tan talentoso que se convirtió en el experto de la Sociedad para la Preservación de la Danza Teatro de Máscaras Bongsan. Además, como un intérprete competente de hojeok, Choe tocaba los dos instrumentos en los rituales de la comunidad en su lugar natal. El Abuelo Piri aprendió de Choe la música que se ejecutaba en el ritual shamánico de Hwanghae. Él tuvo la oportunidad de tocar estos instrumentos durante un gut ejecutado por una shamana, la madre espiritual de Kim Geum-hwa, luego de lo cual se le pidió que tocara en un gut a gran escala realizado por Kim. Cuando el ritual shamánico de Kim fue designado como Patrimonio Cultural Intangible en 1985, él se convirtió en el asistente de dicho Patrimonio. Desde entonces se ha convertido en un "famoso" intérprete que es invitado a diferentes rituales a gran escala.

 

   El papel del intérprete de janggu es crucial para el ritual shamánico debido a que la ejecución del ritual depende principalmente de las habilidades musicales del intérprete del janggu y de su conocimiento del ritual. Por supuesto su principal tarea es la de acompañar las canciones y danzas del shamán. Ella no solo tiene que ser capas de acompañar las canciones sino también debe control el ritmo de los movimientos del shamán. Sus partes de respuesta cantada dentro de la canción del shamán afecta el fluir de dichas canciones. El o la intérprete de janggu debe tener un agudo sentido de musicalidad y de conocimiento del ritual para controlar el estado de trance del shamán a través de la percusión.

 

   Ella también debe tener un excelente conocimiento del ritual con el fin de guiar este en forma efectiva. La intérprete del tambor janggu explica el gongsu del shamán al cliente ya que este está en dialecto de Hwanghae y es ejecutado en un estilo casi cantado lo que lo hace difícil de entender para los clientes. La intérprete del janggu también sirve como intérprete entre el médium y el cliente. Ella debe conocer el orden de alabanza de las deidades de tal forma que pueda pasarle al shamán el traje de la deidad especifica que va a descender. Debido a que el papel de la intérprete de janggu es tan vital, las acompañantes expertas con frecuencia tienen más oportunidades de ser invitadas para tocar en rituales que los shamanes y por tanto pueden adquirir el conocimiento sobre el ritual participando en un sinnúmero de estos.

 

   Algunos intérpretes de janggu tienen un conocimiento más profundo a cerca del ritual que muchos shamanes. Choe Eum-jeon es un ejemplo perfecto. Esta destacada anciana conoce prácticamente todo a cerca del shamanismo de Hwanghae ya que ha tocado el instrumento desde cuando vivía en su lugar natal, Haeju, en la provincia de Hwanghae. Ella es un "tesoro humano" bien informado, tanto que su conocimiento es considerado como la práctica "auténtica" del shamanismo de Hwanghae.

 

   Otro requerimniento importante para un músico es su fe en el shamanismo. Por lo general se requiere de al menos dos días para preparar y ejecutar un gut. Los shamanes y músicos tienenque permanecer lejos de sus hogares incontables noches durante un año. Si la percusionista no es una debota del shamanismo, no podrá ejercer su empleo. Cuando le pregunté a la Tía Nanani si su esposo se quejaba de sus largas ausencias de las labores del hogar, ella respondió:

 

   A él no le importa. Yo le llevo el "dinero de los cigarrillos". Él está acostumbrado a estar solo. Él solo cocina y limpia la casa. Él dice que le gusta.

 

   Las acompañantes preparan la comida para el ritual en la familia espiritual de Maemuri Mansin. Yo presencié tales preparaciones en varias ocasiones. Maemuri Mansin decide el día apropiado para un ritual después de consultar con un cliente. La Tía Nanani y la Tía Hwasudong vinieron a la casa de Maemuri Mansin un día antes del ritual. Ella se fueron a comprar las frutas y demás elementos para el ritual tales como velas y arroz. En la noche tuvieron sus habituales conversaciones a cerca de los asuntos familiares, sobre los rumores en el circulo shamánico, y sobre otros temas. Luego fueron a dormir en el dang de Maemuri Mansin. La Tía Nanani y la Tía Hwasudong se levantaron hacia las cuatro de la mañana y comenzaron a cocinar los pasteles de arroz al vapor para el ritual. Prepararon más de diez recipientes de pastel de arroz, cada uno de los cuales toma cerca de 15 minutos de preparación y cocción. Maemuri Mansin y Seonhi Mansin se levantaron hacia las 6 cuando los pasteles de arroz estaban casi terminados y comenzaron a maquillarse. Al tiempo que las shamanas estaban colgando las pinturas shamánicas en las paredes, los dos músicos estaban lavando frutas y preparando comida para el ritual. Luego de que los clientes arribaran, hacia las 9 de la mañana, el canto de Maemuri Mansin señaló el inicio del ritual.

 

   En pocas palabras, no es tanto la destreza musical sino el conocimiento del ritual y la percepción intuitiva del estado del shamán lo que las intérpretes de janggu deben poseer. Ellas tienen que participar en un infinito número de rituales para ganar dicho conocimiento. Ellas no lo aprenden de un profesor o de las deidades; esto se adquiere solo a través de una cuidadosa observación.