Artes Escénicas de Corea
Enciclopedia Web
Derechos Reservados © Mauricio Martínez R.

Este es un proyecto académico que pretende proporcionar información sobre la historia, características y situación actual de las artes escénicas de Corea tanto tradicionales como contemporáneas. El sitio está en construcción y en continuo desarrollo.

Patrimonio
Autor
Autor
Inicio
Música
Danza
Teatro
Enlaces

Música

Canto Narrativo Pansori

 

(publicado originalmente por NCKTPA, Seúl, Corea)

 

 

IV. Estructura Musical y Expresiones en el Pansori

 

6. Producción Vocal y Dominio de Timbres

 

   Las músicas tradicionales de diferentes países usan una gran variedad de métodos de producción vocal. Así como en la música clásica occidental se emplea el bel canto, el pansori también tiene un método único de producción de los tonos vocales. En el bel canto los sonidos vocales se producen usando la respiración abdominal para conducir el aire a través de la laringe abierta al tiempo que se centra en la resonancia en la "máscara" facial. El pansori también usa la respiración abdominal. Sin embargo, los tonos se producen cuando el aire es empujado con fuerza a través de las cuerdas bucales y la laringe tensas, creando así una cualidad tonal áspera o tosca, comparada con el sonido claro del bel canto.

 

   Tal producción del sonido se convierte en una herramienta poderosa para expresar situaciones dramáticas. Los cantantes de pansori, quienes pasan por un entrenamiento riguroso con el fin de desarrollar destrezas, terminan teniendo unas cuerdas bucales diferentes a las de la gente común. Con frecuencia tienen que soportar dificultades físicas extremas con el fin de desarrollar los timbres vocales necesarios para el pansori. En el pansori la producción vocal y los timbres están subdivididos en unos pocos estilos: suriseong -una voz áspera pero resonante; cheolseong -una voz que suene como el hierro; y cheonguseong -una voz privilegiada con un sonido claro y brillante. Las voces que se consideran poco profundas, nasales, demasiado gruesas o demasiado claras no son bien recibidas; también hay voces que son demasiado técnicas, o producidas artificialmente sin la tensión requerida.

 

   Sin embargo la voz sola no es el único ingrediente necesario para el éxito de un cantante de pansori. De hecho un cantante que tiene una voz privilegiada no será apreciado si no hace esfuerzo concienzudos. Por otro lado un cantante que no tiene una voz especial por naturaleza, pero que tiene éxito dominando las sonoridades del pansori a través de una disciplina rigurosa será altamente apreciado. Esto quiere decir que un cantante debería tener una voz madura que ha sido desarrollada durante un largo período de tiempo y a través de una práctica constante. Por tanto los cantantes de pansori trabajan con disciplina para dominar los timbres vocales distintivos requeridos por el género. Con el fin de dominar el suriseong, cheolseong y cheonguseong, los cantantes en el pasado iban a las montañas con el fin de entrenar sus voces; estando allí practicaban frente a los sonidos de las cascadas y de otros sonidos de la naturaleza. Antiguamente se creía que solo cuando un cantante desarrollaba una voz que pudiera eclipsar el sonido incluso de una poderosa cascada, era cuando se había logrado dominar la calidad vocal deseada.

 

   A través de tan formidable entrenamiento algunos cantantes de pansori lograban dominar los timbres vocales necesarios, pero otros no pueden aguantar tan riguroso proceso y deben abandonar sus sueños de convertirse en cantantes de pansori. Sin embargo es solo a través de tan exigente entrenamiento que un cantante puede desarrollar la voz que puede lograr completar una ejecución completa de pansori, la cual puede durar hasta 9 horas.

 

   No obstante, incluso después de tales esfuerzos, los cantantes de pansori en el pasado no eran muy reconocidos si no poseían una características vocales únicas. En pansori, se buscaba el concepto de sajinsori (sonido fotográfico). En otras palabras, se esperaba que los aprendices copiaran primero el sonido exacto de sus maestros. Pero después de aprender a imitar perfectamente los sonidos de sus maestros, se esperaba que un cantante desarrollara sus propias características vocales con el fin de ser reconocido como un profesional.