Artes Escénicas de Corea
Enciclopedia Web
Derechos Reservados © Mauricio Martínez R.

Este es un proyecto académico que pretende proporcionar información sobre la historia, características y situación actual de las artes escénicas de Corea tanto tradicionales como contemporáneas. El sitio está en construcción y en continuo desarrollo.

Patrimonio
Autor
Autor
Inicio
Música
Danza
Teatro
Enlaces

Música

Nongak, Changgu y Kaein Changgu Nori de KIM Pyong-sop

por Keith Howard

 

(artículo publicado originalmente en Korea Journal, Vol. 23:5, 1983)

 

 

I. Introducción

 

   Quienes hayan estado en las zonas rurales de Corea sabrán sobre la emoción que se siente al escuchar de repente a la distancia los sonidos brillantes de los gongs acompañados por los sonidos secos de un tambor. Si se ha tenido una mayor proximidad, recordaran vívidamente los trajes brillantes, las graciosas danzas y los ritmos sobre el piso que hacen parte de la música de los agricultores (nongak). El hecho de que hasta hace poco los agricultores fueran a trabajar en los campos en ropa blanca recién lavada para luego sumergirse hasta las rodillas en el barro ya es suficientemente extraño, pero que lo hayan hecho cantando y bailando tanto de ida como de vuelta, parece sorprendente.

 

   La música que interpretan ha sido descrita con muchos términos que van desde "pagana" pasando por "salvaje", hasta ser catalogada como la "base de la música coreana". No importa cómo sea descrita, sigue siendo una de las creaciones coreanas mas fascinantes, emocionando tanto a locales como a extranjeros.

 

   Los campesinos todavía valoran su vitalidad rítmica y su exuberante danza. Pero se han generado cambios: en este momento nongak es menos una parte del trabajo en el campo y más una celebración social. La festividad que acompaña a celebraciones agrícolas, lunares y a cualquier otro tipo de festival de importancia, es una excusa para beber grandes cantidades de soju y makkolli, en teoría, para acompañar a la variedad de comidas especiales, al tiempo que se canta y se baila. Nongak era tradicionalmente entretenimiento hecho por la gente del lugar, pero ocasionalmente se traía un grupo semiprofesional para que se hiciera cargo de las celebraciones. Debido quizás a que se hizo más importante como entretenimiento que como actividad adicional al trabajo, nongak comenzó a modificar sus elementos sencillos hasta convertirlos en patrones rítmicos complejos y una diversidad de movimientos dancísticos Estos desarrollos se pueden ver claramente en lugares donde se han generado otros cambios, las zonas rurales, hasta donde se desplazó la música.

 

   Este es el tema del presente artículo. Sin embargo, más que relacionarse con todos los aspectos de nongak en las ciudades, me he concentrado en un solo intérprete y su pieza solista, interpretada en un solo instrumento nongak, el tambor changgu.

 

   Kaein (individual) nori es un solo instrumental que se desarrolló principalmente en la parte occidental de la península. Al tiempo que esta forma existe para kkwaenggwari (gong pequeño), sogo (tambor de mano pequeño), changgu y puk, no se encuentra en forma más compleja que en changgu nori. KIM Pyong-sop, uno de los más virtuosos percusionistas de Corea, ha desarrollado la forma para este instrumento hasta convertirla en un tipo de pieza de solo que puede ser, y con frecuencia es, interpretada aparte del grupo tradicional de nongak. La pieza completa tarda alrededor de quince minutos.

 

   Primero es bueno anotar que changgu nori es diferente de changgu ch'um, que es un tipo de pieza más común en las salas de conciertos de Seúl. Al tiempo que nori proviene directamente de nongak, conservando muchos de sus ritmos y pazos de danza, ch'um es una especie de danza popular con unas pocas referencias al nongak tradicional. Ch'um está por tanto más asociado con grupos profesionales de danza que presentan una gran variedad de danzas tradicionales y modernas, pero con un origen y autenticidad no muy claros.

 

   Este artículo esta dividido en dos partes, etnología y contenido, que reflejan mi posición como etnomusicólogo que trabaja desde la antropología y desde la música, y como tal podría carecer de algunos de los puntos más específicos asociados con cada disciplina por separado. Esto lo defiendo sugiriendo que una aproximación balanceada es mejor que una posición sesgada en cualquiera de las dos direcciones, ya que el tiempo y el espacio previenen un estudio exhaustivo en esta etapa.

 

   La parte de etnología esta dividida en (i) una perspectiva diacrónica, que considera brevemente la historia de nongak , seguida por (ii) una perspectiva sincrónica que mira el papel, lugar y estructura de la forma en sentido contemporáneo, junto con un detallado relato del proceso de enseñanza. Este material ha sido recopilado a través de la observación participativa, permitiéndome llegar a ser estudiante en una situación de enseñanza-aprendizaje, al tiempo que hice uso de las experiencias de otros estudiantes por medio de preguntas directas y de observar sus clases.

 

   La segunda parte de este artículo se centra en la música y la danza. Más que ser un recuento completo del material, me he concentrado en aspectos particulares, en especial en problemas de notación y en el concepto de cambio. Esto es en la creencia de que el análisis musical puede revelar muchas cosas que son del interés de la musicología coreana, no tanto por su contenido (que en la actualidad consiste de una secuencia de cerca de 240 ritmos), sino por la forma que tiene y que está cambiando en estructura, y a causa de los conceptos de los intérpretes sobre modelos rítmicos, estructura temporal, relación de la música con la danza, etc.

 

   La descripción sobre la danza es mas bien breve; este aspecto de changgu nori ha sido tratado en el mas reciente artículo sobre KIM Pyong-sop, por lo tanto me siento menos obligado a hacer un recuento exhaustivo de este aspecto, y menos por el hecho de que no soy un bailarín.

 

   Tres artículos han sido publicados sobre el changgu nori de KIM Pyong-sop. Debido a que fueron publicados en 1975, 1979 y 1981, proporcionan excelente material para estudiar los cambios musicales que se han generado durante el período cuando vivió en Seúl. El primer artículo, por Robert Provine, es el mejor en términos del contenido musical y es interesante que los otros dos han adoptado completamente su sistema de notación sin darle a Provine el crédito; yo también lo adopto, pero le reconozco el crédito. Ya que aquel artículo y el de 1981 hacen transcripciones completas de la música, he evitado repetir su trabajo y me centraré solo en las principales características que considero importantes en la música.