Artes Escénicas de Corea
Enciclopedia Web
Derechos Reservados © Mauricio Martínez R.

Este es un proyecto académico que pretende proporcionar información sobre la historia, características y situación actual de las artes escénicas de Corea tanto tradicionales como contemporáneas. El sitio está en construcción y en continuo desarrollo.

Patrimonio
Autor
Autor
Inicio
Música
Danza
Teatro
Enlaces

Danza

La Danza como Patrimonio Cultural Intangible de Corea

 

(publicado originalmente por la Administración del Patrimonio Cultural de Corea)

 

I. Introducción

 

   En general el patrimonio cultural se divide en las categorías de tangible e intangible, siendo la danza de la primera de estas categorías. El propósito de designar importantes estilos de danza como patrimonio cultural, al igual que se hace con estilos de música y otros estilos, es el de preservarlos y promoverlos en forma efectiva a nivel nacional, enriqueciendo así la vida de la gente al permitirles compartir estos beneficios culturales.

 

   La danza coreana, junto con la música asociada a esta, se desarrolló en la antigüedad como parte de rituales y celebraciones. Los rituales eran ejecutados en honor a los ancestros o dioses del cielo y de la tierra o como ceremonias shamánicas con el fin de asegurar la armonía con los seres sobrenaturales. Con el paso del tiempo la danza ritual se convirtió en un género para el entretenimiento. Este proceso es común en muchas partes del mundo. Desde la época de las antiguas sociedades tribales, la danza ha sido una manifestación de la sensibilidad estética expresada a través de movimientos corporales con el uso del poder mental y físico. Usando el cuerpo como vehículo, la gente se siente cómoda, alegre y enérgica. Las antiguas danzas se hicieron más refinadas a partir del período de los Tres Reinos, luego de la llegada del budismo y confucianismo.

 

   En general las danzas tradicionales de Corea se pueden dividir en cuatro categorías: cortesanas, rituales, folclóricas y danzas de artistas ambulantes profesionales. Las danzas de la corte, la forma de entretenimiento de la familia real y la nobleza, son subdivididas en dos categorías, las dang-ak jeongjae de origen chino, y las danzas coreanas nativas hyang-ak jeongjae. Las danzas rituales que incluyen los estilos budistas, shamánicos, confucianos y funerales, las danzas folclóricas incluyen las impresionantes danzas de máscaras rurales y las espontáneas danzas de agricultores que se acompañan con canciones de trabajo, al tiempo que las danzas de los artistas ambulantes profesionales, ejecutadas en recintos de entretenimiento, aportan a la sofisticación.

 

   Las danzas de la corte eran ejecutadas en celebraciones de la corte para la glorificación de las virtudes del rey y para rezar por su longevidad, por la paz nacional, y para tener abundantes cosechas, al tiempo que se presentaban en banquetes para los cortesanos y ara enviados extranjeros. Entre las más importantes danzas cortesanas dang-ak jeongjae están Suyeonjang, la danza del banquete, Pogurak, la danza para arrojar la pelota, y Chunaengjeon, la danza del ruiseñor de primavera. De las danzas cortesanas nativas las más populares son Cheoyongmu, la danza de Cheonyong, Seonyurak, la danza del bote, Gainjeonmokdan, la danza de las hermosas mujeres recogiendo peonías, Geommu, la danza de la espada, Hagyeonhwa Daehapseolmu, la danza del la grulla y la flor de loto, Bongnae-eui, la llegada del Fénix, y Abangmu, la danza de las claves de hueso. Estas piezas cortesana son extremadamente elegantes.

 

   Las danzas budistas se originaron durante el período Joseon. Tres piezas maestras se ven en jakbeop, literalmente "creación del harma", presentadas en ceremonias budistas importantes: Nabichum, la danza de la mariposa; Barachum, la danza del címbalo, y Beopkochum, la danza del tambor de la ley. Estas enseñan principios budistas y son ejecutadas por monjes especializados en canto y danza. La exquisita danza ritual presentada en el santuario ancestral real y el santuario confucianista es Ilmu, la danza lineal, que está subdividida en danzas civiles y militares. Las carismáticas danzas shamánicas tienen variedades regionales. Estas eran herramientas para rezar por la buena fortuna y para convocar los poderes espirituales con el fin de expulsar a los demonios y a las enfermedades y para purificar las almas de los difuntos. Una vez que los shamánes alcanzan el éxtasis espiritual, combinan movimientos espectaculares con textos e invocaciones cantadas. Estas danzas poseen una simplicidad en su estilo coreográfico. Los bailarines usualmente saltan sobre un punto con ambos pies acompañados de estruendosos ritmos de un pequeño conjunto de campanas. Al momento de recibir el poder espiritual y los oráculos, giran hacia la izquierda.

 

   Las danza folclóricas coreanas también difieren de región a región. En ocasiones especiales dentro del ciclo agrícola, los campesinos utilizaban la danza y la música para pedir por la paz comunal, por una abundante cosecha, y también para aliviar las preocupaciones del arduo trabajo y para promover la cooperación. Las danzas folclóricas, ejecutadas principalmente en espacios comunales al aire libre, incluye fascinantes variedades regionales humorísticas, danzas de máscaras de alto contenido artístico, danzas con acompañamiento de bandas de percusión muy enérgicas, danzas de portadores fúnebres, rondas femeninas Ganggangsuwollae, Deoldorichum, la danza alrededor del cultivo hecha por agricultores, la danza de estampidas Nondureong Balggi, diferentes tipos de danzas de imitación de animales como Hwangsaechum, la danza de la cigüeña, y Sajachum, la danza del león, una variedad de danzas heuteunchum o improvisadas, y muchas otras.

 

   Gyobang muyong es un género de danzas ejecutadas por artistas femeninas profesionales, quienes aprendieron sus especialidades en Gyobang, o escuelas gremiales. Estas danza mezclan los sentimientos de la gente común y la belleza refinada que satisface el gusto de la aristocracia. Las piezas más famosas son Taepyeongmu, la danza de la paz, Salpuri, danza solista para la purificación espiritual, Seungmu, danza solista del monje, y Geummu, la danza de la espada. La danza de la paz y la danza de la espada eran parte del repertorio de la corte pero fueron transmitidas al pueblo. Muchas piezas solistas se ven hoy en versiones reformadas hacia comienzos del siglo XX.

 

   Durante toda su larga historia, la danza tradicional ha reflejado las vidas y pasiones de la gente. Rasgos comunes de la mayoría de las danzas tradicionales son el uso frecuente de gestos de las manos, las oscilación de los brazos, y el giro de los hombros, junto con movimientos restringidos de las piernas y el uso de los talones más que de las puntas de los pies. Con las elegantes líneas curvilineares y extendidas hechas con los brazos y las faldas, movimientos repetidos de relajación y tensión desde la impresionante quietud hasta un clímax dinámico, y con trajes refinados, las danzas tradicionales sin dudan reflejan la estética coreana.