Artes Escénicas de Corea
Enciclopedia Web
Derechos Reservados © Mauricio Martínez R.

Este es un proyecto académico que pretende proporcionar información sobre la historia, características y situación actual de las artes escénicas de Corea tanto tradicionales como contemporáneas. El sitio está en construcción y en continuo desarrollo.

Patrimonio
Autor
Autor
Inicio
Música
Danza
Teatro
Enlaces

Danza

La Danza como Patrimonio Cultural Intangible de Corea

 

(publicado originalmente por la Administración del Patrimonio Cultural de Corea)

 

I. Géneros

 

5. Hagyeonhwa Daehapseolmu, la Danza de la Grulla y el Loto

   (Patrimonio Intangible No. 40)

 

   Hagyeonhwa Daehapseolmu, conocida generalmente como Hangmu, se originó en la corte Goryeo. Durante el reinado de Seongjong (r. 982-997) esta danza fue combinada con Cheoyongmu, la danza de Cheoyong. Este gran espectáculo dancísticos se siguió dando hasta finales del período Joseon.

 

   La sección de música en Goryeosa, la Historia de la Dinastía Goryeo, cuenta cómo una pareja de grullas picotearon lotos en flor hasta que chicas jóvenes surgieron de estas. En Akhakgwebeom, Estándares de la Ciencia Musical, compilado en 1493, que registra danzas de la corte, trajes, propiedades, procedimientos, e instrumentos, hay una descripción de Yeonhwadaemu, que es una danza que combina Cheoyongmu con una danza de grullas azules y rojas y flores de loto. Esta última con el tiempo se separó de la primera y se creó una pieza independiente.

 

   En piezas de danza cortesana y folclóricas, los animales a veces juegan papeles importantes. Estos son imitados en las danzas del mono, el león, el tigre, el caballo, la tortuga, el oso, el sapo y la rana, derivadas de creencias shamánicas que son ejecutadas para la buena fortuna, el matrimonio y la lluvia. Por ejemplo, la danza de la rana es un ritual para la lluvia ejecutado en épocas de sequía. La danza del sapo tiene implicaciones sexuales. De todas las piezas de danza folclóricas o cortesanas, la danza de la grulla es la única que usa máscaras de pájaros, si bien existe una danza del ganso salvaje que no emplea máscaras en Nong-ak. La grulla fue uno de los diez símbolos de longevidad. La danza de la grulla contiene oraciones por la salud, la riqueza y la longevidad de los integrantes de la familia real.

 

   La dinastía Joseon (1392-1910) fue la época de oro para la danza cortesana, la cual floreció en más de 40 variedades. Los bailarines jóvenes aparecieron en presentaciones al aire libre para el rey y las artistas profesionales de entretenimiento se presentaban para la reina en los recintos internos de la corte. Las piezas representativas de las danzas cortesanas sino-coreanas son Suyeonjang, la Danza de Banquete, Pogurak, la Danza del Juego de Pelota, y Chunaengjeon, la Danza del Ruiseñor de Primavera. Las piezas más populares de entre las danzas cortesanas nativas son Cheoyongmu, la Danza de Cheoyong, Seonyurak, la Danza del Barco, Gainjeonmokdan, la Danza de la Hermosa Mujer que Recoge Peonías, y Hagyeonhwa Daehapseolmu. la Danza de la grulla y la Flor de Loto.

 

   En breve, la coreografía de la danza de la grulla y el loto es de la siguiente forma. Sobre el costado derecho e izquierdo del escenario hay un portaestandarte de bambú decorativo. Entre estos está colocado un jidangpan, un elemento escénico esencial, que es una tabla plana en forma de banco el cual es adornado en diferentes formas. Colocados a lo largo del borde de la tabla hay siete vasos que contienen peonías de papel, mientras que en el centro hay un espléndido farol flanqueado por una flor de loto de papel lo suficientemente grande como para ocultar dentro a una chica joven. Las peonías y las flores de loto son símbolos derivados del budismo.

 

   Luego de que el jidangpan es trasladado a la parte trasera del escenario, dos bailarines vestidos como una grulla azul y una grulla blanca aparecen. Suena el conjunto instrumental Chaeunseonhakjigok. La grulla del este y la grulla del oeste tratan de volar. Estremecen sus cuerpos, acicalan sus plumas, hocican entre si, y golpean sus picos en forma juguetona. A veces recogen insectos del piso. Luego recogen las flores de loto. Las flores se abren y de dentro surgen chicas jóvenes. Sorprendidas por la aparición de las chicas, las aves salen de escena. El movimiento graciosos de las alas extendidas y la llamativa descripción de los movimientos típicos de las aves, son lo más destacado de esta pieza de danza.